Asma severa

La importancia de la vacunación en pacientes con afecciones respiratorias



 

Queremos recordarle la importancia de la vacunación antigripal anual, especialmente en las personas que por alguna condición, se encuentran dentro del grupo de riesgo y requieren vacunarse cada año para la gripe o influenza para evitar complicaciones.

La gripe es una enfermedad originada por un virus que se transmite con facilidad de persona a persona por vía respiratoria, mediante gotitas expulsadas desde el aparato respiratorio, o suspendidas en el aire, que entran en contacto con las mucosas de las vías respiratorias altas de otras personas, que quedan así expuestas al virus. El virus también puede propagarse a través de las manos infectadas, por lo que hay que lavárselas regularmente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El período de contagio dura alrededor de 7 días, pero en el caso de los niños y de personas inmunocomprometidas puede ser mayor. El período de incubación es aproximadamente de 3 días desde la exposición hasta el inicio de la fiebre y los síntomas respiratorios.

Si padece de enfermedades respiratorias recuerde que la vacuna minimiza los riesgos que conlleva contraer el virus de la gripe.

Por último, le recordamos también la necesidad de protegerse contra el neumococo, principal bacteria que da origen a la neumonía bacteriana. La neumonía es una infección que afecta los alvéolos (pequeños sacos de aire donde se realiza el intercambio de oxígeno) de uno o ambos pulmones. Los alvéolos se pueden llenar de líquido o pus (material purulento), lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. Diversos microrganismos, como bacterias, virus y hongos, pueden provocar neumonía. La neumonía neumocócica es la presentación clínica más común de la enfermedad neumocócica en los adultos, siendo el neumococo la causa de más del 30 % de las neumonías de los adultos.

La neumonía puede variar en gravedad pudiendo ser potencialmente mortal. Es más grave en bebés y niños pequeños, personas mayores a 65 años, y personas con problemas otras enfermedades como la Insuficiencia Cardíaca.

Existen 2 vacunas disponibles para el neumococo: una conjugada que lo protege contra 13 serotipos diferentes de la bacteria y otra polisacarida que lo protege contra 23 serotipos. Si usted nunca se ha vacunado contra el neumococo, consulte con su médico tratante para que le indique el esquema correcto de aplicación de estas 2 vacunas que se dan por única vez en la vida, a diferencia de la vacuna antigripal que se da todos los años.
El estado nacional garantiza vacunas gratuitas a pacientes con enfermedades respiratorias (entre otras patologías) en centros de salud y hospitales públicos de todo el país de acuerdo a la campaña nacional de vacunación vigente. También las Obras sociales y prepagas ofrecen en forma gratuita la vacuna antigripal a los socios pertenecientes a los grupos de riesgo.

Al vacunarse, se protegerá usted de las importantes consecuencias
de estas enfermedades pero también está ayudando a prevenir
el contagio de persona a persona.
Accesibilidad Visual