Hipertensión arterial

La presión arterial



Todos la necesitamos para vivir, pues permite a la sangre circular por el cuerpo. Sin un aporte continuo de sangre nuestros órganos no recibirían ni el oxígeno y ni los nutrientes necesarios para funcionar. Por eso es importante aprender cómo mantener la presión arterial a un nivel saludable.



¿Qué es la presión arterial?



El término “presión arterial” hace referencia al nivel de “fuerza” o “presión” que existe en el interior de los vasos sanguíneos. Esta presión es producida por el flujo de sangre. Cada vez que late el corazón sube la presión. Y entre latidos, cuando el corazón está en reposo, la presión vuelve a bajar.



abuelo y nieto abrazados

¿Qué significan las cifras de la presión arterial?



Cuando se habla sobre los niveles de presión arterial, se hace referencia a dos cifras:
• El primer número, o el mayor, se refiere a la presión arterial existente en las arterias cuando late el corazón (PRESIÓN SISTÓLICA)
• El segundo número, o el menor, se refiere a la presión existente en las arterias entre cada latido del corazón (PRESIÓN DIASTÓLICA)

Cuando se anota la presión arterial, el número que representa a la presión sistólica precede, se anota por encima del número de la presión diastólica. Por ejemplo, 120/76 (120 sobre 76) -esto significa que el paciente tiene 120 de presión sistólica y 76 de presión diastólica-.




¿Qué es la presión arterial alta o hipertensión arterial?

La hipertensión arterial es una enfermedad de la pared de las arterias. La pared arterial aumenta su espesor y se torna menos flexible, disminuyendo la luz por la que debe circular la sangre y esto se traduce en un aumento de la presión que ésta ejerce sobre la misma.

La presión arterial alta (o hipertensión arterial) en adultos se define en la mayoría de los casos cuando la presión sistólica es igual o superior a 140 mmHg o cuando la presión diastólica es igual o superior a 90 mmHg.

La prehipertensión o presión arterial limítrofe hace referencia al rango de presión sistólica entre 120 y 139 o diastólica entre 85 y 89, lo cual significa que usted está en las etapas iniciales y que tiene riesgo de padecer de hipertensión arterial (presión arterial alta).

Una presión arterial normal equivale a 120-129/80-84 o menor según la clasificación de la presión arterial en mayores de 18 años publicada en el Consenso de Hipertensión Arterial del Consejo Argentino de Hipertensión Arterial (Soc. Argentina de Cardiologia).

Solamente su médico le puede decir si usted tiene o no presión arterial alta. La mayoría de médicos evalúan su presión arterial varias veces y en días distintos antes de tomar la decisión de darle un diagnóstico de hipertensión. Si usted tiene la presión arterial alta o prehipertensión, tendrá que monitorizar su presión arterial con regularidad y mantenerse en contacto con su médico de familia.



tabla clasificación presión arterial

PA: Presión arterial
HTA: Hipertensión arterial
Estos valores se consideran sin tomar drogas antihipertensivas y sin enfermedad aguda. Cuando las presiones asistólica y diabólica califican en categorías diferentes, se debe elegir la más alta, basados en el promedio de dos o más lecturas obtenidas en dos o más visitas luego del examen inicial, salvo en los casos de HTA en nival 3 cuyo diagnóstico se realiza en la primera visita.



¿Cómo se desarrolla la presión arterial alta?



Con cada latido del corazón, ciertos impulsos nerviosos hacen que las arterias se ensanchen o se contraigan. Si las arterias se ensanchan, la sangre que circula fluye libremente. Pero si éstas se contraen, el flujo de sangre se encuentra restringido, lo que provoca un aumento en el nivel de presión interna contra las paredes de las arterias. Cuando esto sucede, el corazón debe esforzarse más y con el tiempo las arterias se dañan por el aumento de la fricción interna. La lesión de las arterias que aportan sangre a los riñones y al cerebro puede afectar el funcionamiento de los mismos.



¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión arterial?



Por lo general, no hay síntomas. El corazón, el cerebro y los riñones pueden soportar la presión arterial alta por mucho tiempo sin que produzcan molestias en el cuerpo. Es posible padecer esta condición por años sin percibir síntomas. Aún así no existen dudas de que la presión alta es muy perjudicial para la salud y debe tratarse. Puede causar accidentes cerebrales, accidentes cardíacos e insuficiencia renal.



¿Qué causa la presión arterial alta?



En el 90% de los casos, se desconocen las causas que la provocan. Cuando las causas que producen el aumento en el nivel de presión arterial se desconocen se la llama hipertensión primaria o esencial. En el restante 5%-10% de los casos, cuando la causa es conocida, se describe la presión arterial alta como secundaria. Los factores que contribuyen a este tipo de presión son:
• Anormalidad del riñón
• Anormalidad estructural de la aorta
• Constricción de ciertas arterias



+ INFO

¿Por qué debo tomarme la presión arterial en mi casa y llevar un registro?

Tomarse la presión arterial en su casa y llevar un registro de las lecturas, le mostrará a usted y a su médico cómo cambia su presión sanguínea durante el día. Su médico puede usar el registro de sus lecturas para ver qué tan bien está funcionando su medicamento para controlar la presión alta. Además, medir su propia presión arterial es una buena manera de participar en el manejo de su salud y reconocer los cambios.




¿Qué equipo necesito para tomarme la presión arterial?

Para tomarse la presión arterial en su casa usted puede usar un tensiómetro aneroide o un tensiómetro digital. Elija el tipo de tensiómetro que mejor se ajuste a sus necesidades.

El tensiómetro aneroide tiene un indicador que se lee mirando un puntero sobre un cuadrante. El brazalete se coloca alrededor de la parte superior del brazo y se infla a mano apretando una perilla de goma.

Los tensiómetros digitales tienen manguitos manuales o automáticos. La lectura de la presión arterial se exhibe en una pantalla pequeña.

¿Cómo sé si mi monitor es exacto o si lo estoy usando correctamente?

Una vez que usted compra su tensiómetro llévelo al consultorio de su médico para que chequeen su exactitud. Usted debe hacer chequear su monitor una vez al año. También es necesario cuidarlo y guardarlo apropiadamente. Asegúrese que las mangueras no estén torcidas cuando el tensiómetro está guardado y manténgalo lejos del calor. Revise las mangueras periódicamente para ver si están rajadas o si dejan escapar el aire.

Pídale a su médico o enfermera que le muestre cómo usar su monitor de presión correctamente. Su uso adecuado le ayuda a usted y a su médico a lograr buenos resultados en el control de su presión arterial.




¿Qué necesito hacer antes de tomarme la presión arterial?

• No use cafeína, alcohol o productos derivados del tabaco 30 minutos antes de tomarse la presión arterial
• Vaya al baño y vacíe su vejiga antes de tomarse la presión arterial
• Descanse entre tres y cinco minutos antes de tomarse la presión arterial. No hable
• Siéntese en una posición cómoda con las piernas y pantorrillas sin cruzar y con un soporte en la espalda
• Coloque su brazo levantado al nivel del corazón, sobre una mesa o un escritorio y siéntese sin moverse
• Envuelva el manguito alrededor de la parte superior del brazo sin ropa, cuidando que quede liso. El manguito debe quedarle justo pero con suficiente espacio para poder meter la punta del dedo debajo del mismo
• Fíjese que el borde inferior del manguito esté una pulgada (2,54 cm) más arriba del pliegue de su codo




La importancia de la dieta en la hipertensión

En el tratamiento de la hipertensión es necesaria una dieta adecuada a las necesidades individuales, con control de sodio y una serie de recomendaciones que orienten a la persona hacia un estilo de vida más saludable.

El consumo actual de sal en nuestro país se encuentra por encima de las necesidades reales de este mineral. El exceso de sodio se relaciona con la retención de líquidos en los tejidos del cuerpo y, por tanto, con el incremento de los valores de tensión. Cuanto menos sodio contenga la dieta, más fácil será eliminar ese exceso por la orina y así contribuir a normalizar los niveles de tensión arterial. La dieta pobre en sodio también beneficia a personas que padecen de enfermedad cardiovascular o hepática avanzada con retención de líquidos.

Por otro lado, la hipertensión se considera factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que las recomendaciones dietéticas también deben incluir orientaciones para la normalización del peso (en caso de sobrepeso u obesidad), control de la calidad de la grasa y del colesterol, así como asegurar una cantidad adecuada de fibra y antioxidantes naturales, relacionados con la prevención de estas enfermedades.


Recomendaciones

• Alcanzar o mantener un peso saludable mediante una ingesta adecuada de calorías
• Prescindir de la sal de mesa y de la sal en la coccioón de los alimentos
• Reducir el consumo de grasas saturadas y colesterol como factor de prevención cardiovascular:
- Escoger las carnes más magras y quitar la grasa visible antes de su cocinado: pollo (sin piel), conejo, carne vacuna o cerdo
- Aumentar el consumo semanal de pescado fresco a unas cuatro raciones
- Se permiten de 4 a 6 huevos a la semana (si no existe contraindicación médica)
- Agregar a los platos aceites saludables (oliva, aceite de girasol alto oleico) después de cocinados para evitar exceso de grasa y colesterol
• El efecto del café en la presión arterial es escaso y de breve duración, por eso no es preciso suprimirlo, aunque se recomienda tomarlo con moderación
• Es importante tomar cantidades adecuadas de calcio. El calcio necesario lo aportan diariamente 2 vasos de leche o 1 vaso de leche más 2 yogures, o en su lugar 60 gramos de queso bajo en sodio
• Preparar platos para luego congelarlos y así no tener que acudir a los precocinados, que en general, son ricos en sodio
• Hoy, existen diversos productos en el mercado pobres en grasa, colesterol y sodio (leer bien las etiquetas lo orientará en este punto)
• Si se come fuera de casa, elegir del menú ensaladas, aves o pescados a la parrilla en lugar de fritos o guisos. Para evitar la adición excesiva de salsas, se puede pedir que éstas se sirvan aparte y uno mismo adicionarla



¿Cómo cocinar y condimentar?

• El mejor método de preparar los alimentos es el cocinado sin sal añadida
• Evitar las grasas excesivas como guisos, estofados, frituras, empanados y rebozados
• Preferir carnes y pescados a la plancha o parrilla, asados, microondas, hervidos o cocidos al vapor
• Es preferible la cocción al vapor que el hervido, ya que los alimentos conservan su sabor natural y no se hace necesario sazonar
• Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos:
- Ácidos: Vinagre de manzana o vino, jugo de limón
- Aliáceos: Ajo, cebolla, ciboullette, puerro
- Hierbas aromáticas: Albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, etcétera
- Especias: Pimienta (negra o blanca), pimentón, azafrán
• El vinagre y el aceite (oliva y semillas) pueden ser macerados con hierbas aromáticas
• En la elaboración de salsas, los vinos u otras bebidas alcohólicas como ingrediente flambeado pueden hacer más sabrosas diversas recetas

Además… (no todo es comer)

• En personas hipertensas obesas una dieta hipocalórica bajo control de un especialista ayuda a normalizar la tensión
• El exceso de alcohol aumenta la presión arterial, por tanto, se debe moderar su consumo (no más de 2 vasos de vino al día)
• Es necesario suprimir el tabaco por ser un factor de riesgo añadido ante enfermedades cardiovasculares
• El ejercicio físico moderado practicado de forma regular ayuda a mejorar el control de la tensión arterial
• El estrés mantenido produce elevaciones de la tensión arterial, por tanto es necesario aprender a relajarse y a llevar un ritmo de vida más saludable




Accesibilidad Visual